Menú principal

martes, 21 de septiembre de 2021

“Ambulantes”

Antes, todos entendíamos que ambulantes eran los que iban de un lugar a otro sin residencia fija. Pero hoy, los ambulantes no significan lo mismo que antes. Parece que al lenguaje lo han pervertido. 

En otros tiempos, un vendedor ambulante era el que caminaba de pueblo en pueblo vendiendo baratijas. Llevaba su tienda sobre la cabeza o en la cintura. Peregrinaba constantemente y sólo se detenía, si acaso, en los pueblos mientras duraban las ferias.

El vendedor ambulante andaba sin rumbo fijo por las calles o con un itinerario determinado. Se detenía sólo para atender al cliente. Nunca se apoderaba de ninguna banqueta ni de crucero importante. No se establecía como inquilino en accesorias o en zaguanes. No tomaba la vía pública como asiento fijo y propio. Se sabía que para estar de fijo estaban los mercados donde supuestamente hay sectores bien definidos: aquí las frutas, allá las verduras, más allá las cocinas, las hierbas curativas, en fin…

Pero ahora resulta que los vendedores ambulantes no son los que ambulan, ya no son los que llevan al hombro la tabla de dulces o la batea con el surtido de frutas, la sandía y la piña en rebanadas, los limones, los nanches. Tampoco los que empujaban un carrito con el camote y el plátano asados. O los que portaban gelatinas en sus vitrinas de mano.

Los vendedores “ambulantes” ahora ya no caminan. Se plantan en cualquier acera, en la mitad del zócalo o de la plaza, o se desbordan sobre los arroyos y allí se quedan, y si les es posible por toda la vida. Además, poco a poco van construyendo, y cuando menos nos damos cuenta ya tenemos nuevos vecinos.

Así, las aceras ya no son para caminar, sino para vender tacos, aguas frescas, ropa de pacas, y toda suerte de chucherías.

El zócalo, por ejemplo, ya no es para descanso, ahora es el lugar preferido por los “ambulantes” para que el cliente, con toda tranquilidad, bajo la sombra de los árboles y en medio del canto de los pájaros, elija su producto hecho en China.

Supongo que el primer “ambulante” que se estableció, era de píe plano el pobre, por lo que un día decidió apropiarse de un pedacito de banqueta, y de ahí le siguieron 10 y luego cientos de “ambulantes” quienes tomaron posesión de todo el centro de la ciudad, claro, bajo el consentimiento de las autoridades municipales.

Los “ambulantes” como todos sabemos y hemos visto, se organizan en bandas y usan los puños cuando se pretende desplazarlos de su ilegal alojamiento. A pesar de todo, allí siguen nadie los mueve porque siguen pagando religiosamente protección a sus líderes y estos, a su vez, a los inspectores y etcétera.

Cada vez que dicen las autoridades que van a retirar de las banquetas a todos los ambulantes, incluyendo a los objetos que impiden el paso peatonal y vehicular; en lo personal, no estoy de acuerdo con ello, ya que, gracias a esos artículos estorbosos, nos hemos conservado en buen estado de salud físico. ¿Quién no ha escalado peligrosas alturas, quién no ha aprendido a caminar con paso de gato para no romper ollas, comales y demás objetos de barro instalados en las aceras, quién no ha aprendido a conservar el equilibrio físico y no digamos emocional con todo lo que se nos atraviesa en el camino?

Entonces, ¿por qué quieren quitarnos un servicio que nos prestan los “ambulantes”? ¿Por qué pues, por qué?

 

https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/

sábado, 11 de septiembre de 2021

El discurso más estrafalario jamás escuchado

Hace años se decía que los mexicanos usábamos alrededor de 500 palabras, pero hoy se usan más o menos 200. Esto nos hace pensar que cada día tenemos menos cerebro para retener nuevas palabras. Desde luego que dentro de estas 200 entran el "qué onda" y "güey". 

Nunca falta la gente que, por querer apantallar, utiliza un montón de frases huecas que no dicen nada, y las dice porque cree que es una persona de ideas y de abundante lectura.

También hay gente que se las da de preparada, de más leída, pero su error está en utilizar verbos que no existen. Por ejemplo, usan el direccionar en vez de dirigir; requisitar en vez de llenar un formulario; recepcionar en vez de recibir; obstruccionar en vez de obstruir; sanitizar en vez de desinfectar; legitimizar por legitimar; textear por escribir un texto.

Tal vez ustedes conozcan esas columnas de palabras que algunos políticos utilizaban para combinar unas palabras con otras y armar su discurso, y al final de cuentas no decir nada. Ese sistema seguramente lo usó ayer el Regidor de Hacienda del ayuntamiento de Huajuapan de León, Lázaro Romualdo Acevedo Reyes, en la entrega de la medalla del General Antonio de León.

Hay discursos que cuando uno los escucha, la piel se enchina porque cada palabra toca las fibras de la emoción, sin embargo, este regidor se pasó de cremas; primero, porque casi no le se entendió mucho de lo que dijo, y luego, lo poco que se le comprendió, fue la espesa zalamería hacia la presidenta municipal, Juanita Cruz Cruz.

Les voy a recordar quién es Lázaro Romualdo. Es el mismo Regidor que aseguró en sesión de cabildo, que en Huajuapan no se cerraría el comercio hasta que los mismos regidores vieran los muertos por Covid en las esquinas de la ciudad. Ahora sí ya lo identificaron, ¿verdad?

Pues él, es el que se echó el rollo principal en el evento de ayer para decir cosas como lo siguiente:

“Nosotros, los adalides de hoy, y arquetipos de los héroes del mañana tenemos el deber de cumplir nuestra tarea que nos impone el actuar de los héroes primeros, de continuar con el levantamiento de nuestra sociedad con ética, con conciencia, desde la trinchera que hemos elegido.”

Frases que, por largas, no llegan a oración, o que las tomó de quién sabe dónde. Ninguna de sus palabras nos enchinó la piel, al contrario, nos enrojeció el rostro.

Aquí otra frase:

“aquellos pueblos primigenios que apostaron por la milicia, por la guerra, por el poder y el dominio, perecieron prontamente en las categorías del tiempo y del espacio terrestre, y aquellos que usaron por la cultura, permanecen en esa misma categoría de la vida, permeando hasta hoy en nuestra vida misma”.

Perdón, creo que les estoy haciendo perder el tiempo al escuchar estas cosas.

 

https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/

 

viernes, 3 de septiembre de 2021

Un tema machista en el Ayuntamiento de Huajuapan

Hay un tema en el Ayuntamiento de Huajuapan, donde claramente se ve que el machismo y la prepotencia son los protagonistas. 

Seguramente, las mujeres principalmente, recuerdan aquel troll con el nombre de la esposa del Síndico Procurador de Justicia Municipal Pablo Crespo de la Concha, quien aseguraba que su marido se había “revolcado” con las mujeres más importantes o distinguidas de la ciudad. A partir de que 39 mujeres de la mixteca denunciaron estos hechos frente al Vicefiscal Regional de la mixteca, se calmaron las agresiones por parte de ese troll.

Hoy, hay otro tema similar, donde seguramente, la víctima no se ha dado cuenta cómo es utilizada.

En la vice fiscalía de la ciudad de Huajuapan, hay una carpeta de investigación, la número 38406/FMIX/HUAJUAPAN/2021, por el delito de violación a la intimidad sexual, donde Y.J.F.G, quien se dice la víctima y Juez calificador del municipio, denuncia a Omar H.S., propietario del gimnasio Body Factory. El testigo de este caso es el secretario particular del Síndico, Pablo Crespo de la Concha, Elyeonay Márquez Ramírez, y pareja sentimental de la víctima.

En la primera y segunda audiencia, se le dictó auto de no vinculación a proceso a Omar, ya que la declaración de la víctima no acreditó que Omar H.S, haya subido a las redes sociales fotografías intimas de la víctima.

Como en la segunda audiencia Omar se presentó con síntomas de Covid, se suspendió esta, pero Pablo Crespo le solicito al M.P. que girara un oficio para clausurar el negocio de Omar, ya que podía contagiar a la gente que acudía a ese lugar. El MP no se sometió a la pretensión del síndico. Así que este, en venganza, le ordenó al director de salud, clausurar el negocio de Omar. El director de salud, al momento de acatar la orden de Pablo Crespo, le dijo a Omar que no tomara las cosas personales, ya que solo estaba ejecutando órdenes del síndico procurador.

En la audiencia del 26 de agosto, se da a conocer un dictamen de la Fiscalía del Estado de Oaxaca, donde acredita que Omar no subió ningún contenido íntimo de la víctima a Facebook ni a Instagram, porque no existe ningún dato científico que certifique que Omar es el responsable.

En las tres declaraciones, la víctima se limita a decir que “sospecha de Omar”, nada más, pero no muestra ninguna prueba.

Como les dije, el secretario particular del síndico Pablo Crespo, Elyeonay Marquez y YJFG son pareja, la víctima, es juez calificador municipal. Desde que se inició este proceso, ambos utilizan las patrullas municipales para intimidar a la familia de Omar. A eso se le llama corrupción.

Las patrullas permanecen frente a la casa de Omar y persiguen a la esposa de éste hasta donde vaya. Además, se estacionan frente al negocio de Omar para intimidar a los clientes de gimnasio.

Y para estresarlos permanentemente, el Síndico envía a cada rato a los inspectores de salud al gimnasio.

Si la víctima declaró que tiene mucho miedo de Omar, es increíble que acuda ella y su pareja y se estacionen frente al negocio durante horas.

El 16 de agosto, se le escribió la presidenta Juanita Cruz Cruz, para que estuviera al tanto del acoso que existe hacia Omar y su familia por parte de estos funcionarios municipales, pero hasta la fecha no ha dado respuesta. ¿Encubrimiento, miedo hacia el Síndico?

Seguramente este caso va a continuar hasta que el síndico logre hacerle manita de puerco al vicefiscal en turno, ya que es una manera de obtener de Omar, alrededor de 90 mil pesos.

Con esta serie de acciones por parte de los funcionarios del ayuntamiento municipal, es claro el abuso de su poder, y eso es corrupción. Aparte está la violencia machista con una dimensión mayor de lo que podría ser un mensaje a través de un troll.

Parece que lo que está haciendo el Síndico procurador de justicia, su secretario particular, el director de salud, la policía municipal y la misma presidenta municipal, es abuso de poder y agresión sexual contra YJFG. Eso es violencia machista.

Es momento de revisar todas las narrativas estructurales y culturales para que se erradique la violencia, al menos en ese ayuntamiento. Quedan unos meses a esta administración para que se erradique el desprecio a lo femenino.

 

https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/

Lo que dijo Jaime Sabines

Supongo que muchos han leído alguna vez a Jaime Sabines. Siempre es un deleite leerlo. 

Para los que no recuerdan quién fue Jaime Sabines, les diré que nació en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 1926. Estudió tres años de medicina, luego, lengua y literatura castellana en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, pero nunca se tituló de nada.

En el ’52, al dejar sus estudios, regresó a su tierra y se dedicó a vender telas y confecciones. En el ‘59, Chiapas le otorgó un premio literario, y a partir de entonces comenzó a cultivar seriamente la literatura.

En 1976 fue elegido diputado federal por Chiapas. En 1988 fue diputado de Representación Proporcional por el PRI. 

Su obra literaria está lejos de toda tendencia porque él no formó parte de ningún grupo de intelectuales ni de grupos literarios. Simplemente, fue un creador solitario cuyo camino fue hacerse el suyo propio.

En su poesía hay soledad, amargura, e hizo prosa en pedacitos tipo poesía en un lenguaje cotidiano.

Les voy a poner aquí unas cuantas líneas de su obra. “No es lo que siento por ti, es lo que no siento por nadie más.”

“Te quiero. Escúchalo también cuando no lo pronuncie.”

“Si te digo que te necesito… te miento. Pero si te digo que no te necesito… también te miento. A ver si te explico. No eres mi aire, no te necesito para respirar, pero sin ti… No siento que respiro.”

“Todos los días te quiero de las 10 de la mañana a las 4 de la tarde, de las 4 de la tarde a las 8 de la noche y de las 8 de la noche a las 2 de la madrugada. Después de las 2 de la madrugada te sueño y te quiero.”

Puedo seguir poniendo más poemas de Sabines y no terminar… pero a lo que voy, es que a este hombre le tocó formar parte del Colegio Electoral cuando se calificó la elección de Carlos Salinas de Gortari. Esa experiencia lo inspiró a escribir un texto que yo no conocía, hasta antenoche que lo leí.

Ese texto se lo dedica al PRI. Pero como se darán cuenta, el PRI de 1988, coincide mucho con el partido Morena:

“En quince días de asistir a las sesiones del Colegio Electoral, he escuchado las siguientes expresiones de los miembros del PRI (dice Sabines): los priístas son sordos, ciegos, mudos. miopes, deshonestos, incapaces, ineptos, inconscientes, insensibles, cínicos, mafiosos, traidores a la patria, falsificadores, magos, alquimistas, burladores del pueblo, ladrones, asesinos, hampones, inmorales, sinvergüenzas, desfachatados, corruptos, culeros, irresponsables, sucios, impostores, criminales, irracionales, infames, acarreados, mecanizados, robots, raquíticos, exiguos, anémicos, endebles, precarios, indecentes, chanchulleros, asquerosos, tortuosos, delincuentes, zapateros, abusivos, pillos, charros, tramposos, falsos, mentirosos, bribones, electrónicos, computarizados, autómatas, cibernéticos,  increíbles, escorias, hijos de su madre, extraterrestres, irreales, surrealistas, humanoides, acabados, en extinción, sindicaturados, torpes, socarrones, paracaidistas, perversos, consultantes, miedosos, indignos, débiles, defraudadores, cachirules, mezquinos, prepotentes, represores, usurpadores, vulgares, cachondeadores, maniobreros, inconfiables, antidemocráticos, fascistas, antihistóricos, contrarrevolucionarios, proimperialistas,  oligarcas, vendidos, entreguistas, méndigos, explotadores, sojuzgadores, negativos, sin hormonas, sentenciados por el pueblo, y además, en escala zoológica, de manera precisa y simultánea: dinosaurios, coyotes, golondrinos, gaviotas, puercos, perros, mapaches, borregos y ratas…” 

Después de que Jaime Sabines escribió esto, se retiró del PRI al decir lo siguiente: "Les doy las gracias porque nunca como ahora -ante la inminencia de ser expulsado de la historia- nunca como ahora me había sentido tan a gusto en el PRI."

Lean, busquen a Jaime Sabines, no se van a arrepentir.


https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/

jueves, 26 de agosto de 2021

Políticos malcriados

Tenemos que aceptarlo: a la mayoría nos gusta el privilegio. Gozar de prestigio en este país es estar en el nivel de excepción. Lo que no se enfurece, querámoslo o no, es que se nos niegue un privilegio, o peor aún: que nos lo den y luego nos lo quiten. Hay quienes se sienten tan ofendidos que, a pesar de leer el reglamento, piensan que es un asunto personal, por eso dicen: a mí no me hablas así. 

Casi siempre, el que recibe privilegios se convierte en un niño consentido. Si al chamaco lo acostumbraron a comer los plátanos pelados, entenderá como una ofensa cuando alguien se los da con cáscara. A él no le interesa saber que el mundo entero los recibe así, pero como se sabe especial le parece humillante que cualquiera se atreva a meterlo en el mismo costal que a todo el mundo. O se los pelan o no los come.

Efectivamente, este es López Obrador, el presidente de México, quien cree que puede disfrutar de cínicos privilegios infinitos. Al principio de su sexenio creía que los honores a la bandera eran a su persona, incluso, así lo dijo.

El vivir dentro de los excesivos privilegios, cree este señor, que es la marca de su identidad y certificado de su prestigio social. Cada una de sus acciones llevan un mensaje: soy especial y no hay reglamento ni ley que pueda conmigo.

A pesar de que diga que vivía de lo que le depositaba la gente en el banco, o que solo 20 pesos carga en su cartera, se ve que lo suyo es vivir del indulto, por eso, durante toda su vida ha peleado por los privilegios. Para él, los privilegios son moneda de cambio, por eso siempre lo regatea. Puede haber un montón de leyes que se opongan a todo lo que él hizo durante su carrera política, pero esa fue la ventaja de su supuesta “lucha”: tener acceso a la excepción, y pobre del que tratara de quitársela: la venganza siempre ha sido su fuerte.

Si con el PRI y el PAN se vivieron administraciones de privilegio, hoy, los privilegios son superlativos. Ser parte de Morena, es beneficiarse de un contrato no escrito donde las leyes son relativas, y de hecho negociables.

Los más famosos, los que tienen más cercanía al presidente, o simplemente, por saber hacer trabajo sucio, es identidad para seguir inmunes en el camino. Otros más, pueden comprar la inmunidad. El resto, puede conformarse con aguantar la vara mientras se olvida el caso, y con eso, les llega por sí sola la limpieza del alma.

Muchos de los que ostentan un cargo, no tienen preparación alguna: simplemente fue un golpe de suerte y se les abrió las puertas de la envidiada zona VIP.

Los dirigentes echaron mano de la gente impreparada porque no tenían más en ese momento, pero no les importó el mañana, ni les ha importado. Y hoy, a tres años de este gobierno, cuando se puede ver hacia atrás, ocurre que las viejas prebendas priístas y panistas se han despintado ante la cualidad privativa de Morena.

Los privilegios que antes se trataban con discreción, hoy se demuestra y se enarbola: allí está la familia, casi toda, del presidente.

Los políticos malcriados no nacieron, se hicieron porque les dieron la certeza imperial de ser excepcionales. Bien dice y lo ha repetido una y otra vez el presidente Obrador: “no somos iguales”.

Y todo aquel que se cree auténtico 4T, así actúa.

 

https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/